Implementan técnica sin químicos en minas de oro en Santurbán

Implementan técnica sin químicos en minas de oro en Santurbán

En la búsqueda de soluciones alternativas para la reducción de la contaminación en el proceso de extracción del oro en los municipios de Vetas, California y Suratá (Santander) la Corporación Regional para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga (CDMB) intervino técnicamente cuatro minas artesanales de oro donde se usaba cianuro y mercurio en la producción.

El proyecto, impulsado por el Ministerio de Minas y Energía con ayuda de las alcaldías, logró que cerca de 128 familias que se benefician de la minería accedan al cuidado del medio ambiente y busquen alternativas de explotación amigables con la naturaleza.

Entre los logros alcanzados por el programa en los municipios aledaños al Páramo de Santurbán figura la eliminación del mercurio en los procesos de extracción del oro y la reducción del cianuro para la limpieza del metal, los cuales, según Juan Manuel Pinzón, director del proyecto, “permitirá mejorar los procesos de optimización del metal para que a un futuro se puedan trabajar sin estos dos contaminantes”.

Tras la delimitación de Santurbán, en la que el Gobierno ‘blindó’ a 100.000 hectáreas de proyectos agrícolas y de explotación minera, ambientalistas y habitantes de las áreas metropolitanas de Cúcuta y Bucaramanga han exigido el cuidado de las fuentes hídricas pues se surten del agua que nace en el complejo paramuno.

Las unidades mineras seleccionadas tendrán acceso a maquinaria que permitirá mejorar el proceso de extracción de oro eficientemente y además se contempla el almacenamiento y tratamiento responsable del cianuro en pozos de sedimentación, monitoreados por la CDMB, donde las arenas reciben un proceso de neutralización para reducir el impacto ambiental.

Con la instalación de las mesas concentradoras y la capacitación de la entidad se esperan satisfacer las necesidades de producción de los pequeños mineros artesanales quienes anteriormente se exponían a los tóxicos y gases producto de la quema con mercurio del metal.

“El procedimiento de cianuración con el que trabajábamos anteriormente duraba 30 días en hacer la decantación. Con los estudios que se han hecho hemos comprobado que necesitamos menos cianuro y hemos recuperado en un 70 por ciento el mineral que se pierde en las arenas que se botan a los pozos de sedimentación”, expresó Wilder González, uno de los beneficiarios con la maquinaria donada por la CDMB.

Al proyecto de formalización minera se han vinculado cerca de 130 ‘barequeras’, mujeres que se encargan de extraer oro del río. La comunidad minera recibe charlas de capacitación sobre el impacto ambiental del uso del mercurio en el proceso de producción del oro.

La formalización minera en Vetas, California y Suratá contempla la inclusión de cincuenta y ocho Unidades de Producción Minera de las cuales 19 se encuentran en proceso de caracterización y cuatro de ellas han sido seleccionadas para aplicar tecnología que permitirá la extracción de oro sin químicos.